Cuadernos de otros cursos

5.27.2010

Tráfico Transfroterizo de la Garita Internacional Tijuana-San Ysidro

Por Yhadira Pérez

Esta imagen habla por sí misma, pareciera que nunca se va a terminar el tráfico.


La famosa Revu, como comúnmente se reconoce, muestra una gran cantidad de turismo proveniente de Estados Unidos.










El tráfico peatonal es indiscutible, a pesar de que disminuye considerablemente al anochecer.

Algunas personas suelen cruzar de noche pues piensan que harán menos tiempo de espera para ingresar a Estados Unidos

El comercio ambulante en la garita de San Ysidro es algo inevitable en esta zona.


Tanto de día como de noche el tráfico vehicular es visible, aquí se muestra el lado derecho de la famosa frontera.



Camino a la línea es común ver a un sinfín de camiones que se dirigen principalmente a la línea




El trafico transfronterizo de la Garita Internacional Tijuana-San Ysidro

Sin duda el espacio de mayor confluencia entre los habitantes de los países de México y Estados Unidos es la línea divisoria y la garita internacional, entre Tijuana y San Diego. Es una zona muy dinámica ya que históricamente, la vida de Tijuana y de sus habitantes ha estado condicionada en cierta forma a la frontera con nuestro vecino país del norte.

Este fue lo que me motivó principalmente en la elección de un tema que sea exclusivamente fronterizo, durante el desarrollo de dicho ensayo encontré diversos puntos clave que dotaron a nuestra garita de una Historia con un toque de magia y realismo.

Fue a raíz de los tratados de Guadalupe Hidalgo en el año de 1848, que Tijuana se convirtió en un espacio fronterizo. Hecho que vendría a ser, con el paso del tiempo, un parteaguas en el desarrollo de su historia.
De las primeras referencias que se localizaron sobre el establecimiento de una garita con el fin exclusivo de vigilar el tránsito de personas ya sea a pie o en vehículo en la línea internacional fue a fines del siglo XIX. En esa misma época, el jefe político del entonces Distrito Norte de la Baja California, Luis Emeterio Torres, solicitó en 1889 autorización a la ciudad de México para trazar en Tijuana una calle ancha paralela a la línea divisoria entre México y Estados Unidos, con el fin de delimitar de alguna manera ambas poblaciones, sin embargo, dicha propuesta no se llevó a cabo, pero quedó ese antecedente que tenía toda la intención de demarcar territorialmente a la famosa línea.

Fue en la década de 1910, que se ve otro panorama distinto en el área de las garitas tanto mexicana como estadounidense. Es gracias a la observación de tarjetas postales de la época se ven una vegetación abundante principalmente de grandes árboles. Otro elemento clásico en la zona son las astas con las banderas nacionales de los dos países.

En el inmueble mexicano era conocido como Garita “Porfirio Díaz”. Una de las imágenes más comunes que representa de alguna manera a Tijuana al igual que a otras ciudades ubicadas en la zona norte de nuestro país, es la línea fronteriza internacional que delimita territorialmente los dos países: México y Estados Unidos; dicha línea divisoria es mejor conocida como el “bordo”, esto se debe a que hace algunas décadas, indocumentados tanto como mexicanos y de otras nacionalidades intentan cruzar hacia los Estados Unidos por lo tanto el bordo pasó a convertirse en lugar de gran relevancia dentro de nuestra ciudad no sólo por dividir un par de naciones sino por la gran cantidad de personas que fallecen en el intento por lograrlo.
En ese entonces, el tráfico de personas y vehículos era poco. Es a raíz de la época histórica mejor conocida como Ley Seca (1920-1933) y de su significativo impacto dentro de la población que la actividad en el área de la línea internacional se intensificó de una forma verdaderamente considerable. Como ejemplo de ello, en 1933, la Cámara Nacional de Comercio publicó una guía turística sobre Tijuana. En ella refiere una interesante estadística sobre la cantidad de turistas que vinieron a Tijuana.

Dicha guía, durante el año de 1927, refiere que ingresaron por la garita internacional hacia la población tijuanense la significativa suma de 1 millón 434 mil automóviles y 4 millones 984 mil visitantes. Lo que demuestra la importancia que tenía Tijuana como destino turístico para los extranjeros, principalmente estadounidenses. De esa cantidad, en forma aproximada cruzaban diariamente 3 mil 929 vehículos y 13 mil 408 turistas.

Las instalaciones se fueron modificando de conforme se dieron las circunstancias de la época. Curiosamente, hoy en día, esa circunstancia se manifiesta en sentido contrario. En la actualidad y sobre todo, los fines de semana, las largas filas de vehículos para cruzar de México hacían los Estados Unidos, lo que denota que esta garita internacional es de las más transitadas mundialmente hablando.

Como la Frontera más visitada que es, en nuestra Ciudad es de lo más común observar el tráfico no sólo vehicular sino también peatonal, que se hace o se forma para internarnos hacia los Estados Unidos, por el motivo que sea; sin embargo a la fecha del día de hoy el ver la cola y los tiempos de espera que se realizan para regresar a tan sólo dormir a Tijuana son sinceramente impresionantes.

Sin olvidar mencionar lo importante que es el comercio ambulante y establecido al igual que un sinfín de personas pidiendo un poco de caridad.

El efecto del tráfico transfronterizo es decir las horas pico de Estados Unidos se refleja principalmente en zonas aledañas a la franja fronteriza, tales como la carretera Internacional ya que es el acceso directo hacia la delegación de Playas de Tijuana y el Fracc. Soler, por supuesto toda la zona centro (posiblemente un poco más en la madrugada-mañana) y desde luego la Zona Rio es ahí donde nos podemos percatar a qué horas aproximadamente entran a sus trabajos, o el horario escolar que tienen sus hijos. Posiblemente no nos asombre este hecho sin embargo observando las imágenes hablan por sí mismas pues muestran la gran cantidad de personas que se desenvuelven dentro de este fenómeno que día a día podemos ver de una u otra forma ya como parte de nuestras vidas, que no nos sorprende pero si nos Molesta y que sin embargo no deja de molestarnos cuando tienen algún fin de semana largo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada